La revista online dedicada a padres primerizos o novatos... te ayudaremos a ser un experto!

Usted está aquí: Inicio » General » Como combatir el miedo a las vacunas en los niños

Al igual que todas las fobias que hemos estudiado, el temor a las vacunas es una de las tantas pruebas que nuestros hijos tienen que superar durante su infancia, porque es en esta edad en donde los controles contra diversas enfermedades se hacen comunes y el someterse a momentos de estrés por una inyección muy común. Aun en la gente adulta nos podemos dar cuenta el pavor que ocasiona una vacuna o inyección, y es que esas personas probablemente no tuvieron el desahogo necesario de niños cuando se exponían a esa situación.

A los niños no se les puede evitar ese dolor, porque en el transcurso de su vida experimentaran diversos tipos de dolor y experiencias desagradables; por otra parte tienes que educar a tu hijo para que no se comporte de modo poco educado al momento de estar en el hospital, en muchas ocasiones muchos niños le faltan el respeto a sus padres al no poder controlar el nerviosismo  ante la idea de ser inyectado.

Los padres de familia son el apoyo fundamental en la superación de obstáculos de sus hijos en la niñez; cuando tu hijo va a ser vacunado tu tienes que estar pendiente de el  (mecerlo, darle palmaditas), elimina la tensión creando un juego, llevando objetos de lo distraigan.

Platicar con el y hacerle entender que la vacuna es necesaria para que su salud mejore hará que el niño no vea la situación como un castigo merecido, sino como una alternativa de solución para su malestar físico.  Garantizarle que siempre estarás a su lado en todo el proceso de la vacunación le transmitirá confianza y menos angustia de la que ya tiene.

Explícale la situación: todas las vacunas nos ocasionan un nivel de dolor, unas mas que otras, pero hazle ver que aunque le duela no será mucho, como el se lo imagina; recuerda que no debes de mentirle y decirle que no le dolerá en absoluto.

Algo que provoca pavor en los niños, es ver tantas personas a su alredor vestidas del color del uniforme del hospital, cuando sabe que lo van a vacunar, por eso es mejor que solo se encuentren las personas necesarias, en este caso la mama o el papa y la persona que lo va a vacunar

Jamás trastes mal a tu hijo, ni lo regañes, ten paciencia, porque ya es demasiada tensión y sufrimiento para el,  saber que lo van a inyectar y que le va a doler, y aparte de eso tu regaño, lo único que lograrás es que su nerviosismo crezca y el temor en vez de disminuir, aumenta.

Puedes platearle una actividad agradable, que a el le guste, luego de la vacuna, para que sus pensamientos no estén enfocados solamente en ese momento, no lo hagas ver como una recompensa, sino algo recreativo para que nerviosismo disminuya y tenga un incentivo para manejar mejor  la situación.

Escuchar a tu hijo acerca de sus temores, a largo plazo servirá de mucho en su comportamiento por la vida, se podrá desenvolver libremente y agradecerá la calidad de tiempo que tuviste al haber sido comprensivo con sus dudas e incertidumbres.

Deja un comentario


© 2010 Padresnovatos.com – El portal para padres primerizos o novatos ·Suscríbete:ArtículosComentarios ·